Err

Tu cesta : 0,00 €
638000045 - Rebel Master :: Pit Bikes y Minimotos

Rebel Master RM190 Viper

(Código: A000043)
1.990,00 €
Comprar

Rebel Master Viper 190 - Ganadora antes de nacer

Andrés Monserrat y Oscar Calvo copan los últimos campeonatos de Minimotard en su provincia, Baleares (España).
Hace ya algún tiempo le mandé a Andrés, que además de ser un gran piloto es habilidoso con estas motos, una unidad de Rebel Master Tornado 190, con elementos para transformarla en una moto de asfalto.
Años atrás, habíamos trabajado duros años con la antigua Rebel Master POLE, una moto con la que cosechamos muchos éxitos, pero que nos costó muchos años evolucionarla hasta hacerla verdaderamente competitiva.
Por eso yo esperaba un listado de puntos a mejorar.
La antigua Rebel Master POLE era un modelo que buscaba la eficacia en pista con las siguientes premisas:
1.- Una tija de dirección lo más baja posible.
2.- Una altura del asiento al suelo también lo más baja posible.
3.- Un basculante en posición bastante horizontal.
4.- Una horquilla de poco recorrido de longitud total lo más corta posible sin comprometer el ángulo de dirección.
5.- Unos estribos sobre-elevados para evitar el roce de una moto que, al tener un centro de gravedad muy bajo, inclinaría mucho en curvas.
Andrés montó la moto con el amor que siempre le pone, la ajustó a su gusto, y la dejó lista para probar.
Tenía delante de él una moto todo lo contrario del modelo que nosotros habíamos seguido anteriormente:
1.- Una tija muy alta.
2.- Una altura del asiento al suelo 10 centímetros mayor que en los modelos anteriores.
3.- Un basculante totalmente en ángulo, que parecía desestabilizar la moto.
4.- Una horquilla más larga incluso que muchos modelos que teníamos de cross, con 765mm en lugar de los 630mm del modelo anterior.
5.- Unos estribos sin desplazar del sitio. Igual que una moto de cross.
Con todo esto, se puso manos a la obra, dispuesto a rodar con ella en el circuito que tan bien conocía.
Dispuesto también a iniciar lo que debía ser un largo proceso de desarrollo.
Después de unas tandas rodando, cada vez más rápido, y de pocos ajustes en amortiguación, me llamó:
- Paco. Estoy con la moto. Ya he rodado con ella.
- ¿Qué tal ha ido?.¿Demasiado alta?
- Pues... oye, ¿Alguien ha probado antes este chasis y estas suspensiones?.
- Pues supongo que si. ¿Por qué lo preguntas?.
- ¡Pues porque esta moto con estas suspensiones va de p**a madre!
- ¡Ost*a!.¿Qué le has hecho?.
- Nada. Ajustar un poco la suspensión.
- ¿Cómo que nada?. No es posible. ¿Y te ha ido bien?
- Paco, la moto va muy muy bien. No me digas por qué, pero...
- ¡Manda coj***es!. ¿Me quieres decir que hemos estado años trabajando en una moto bajita con suspensiones cortas, y ahora llega esta alta y va perfecta?. No lo entiendo.
- Y yo tampoco, pero va muy bien.
- Pues si tenemos una moto que la misma moto va bien en cross y en asfalto, ya tenemos una buena moto para muchos años.
- Pues va a ser que sí.
A partir de entonces, Andrés estuvo trabajando en la moto y en el motor, para afinarla e iniciar de nuevo la competición.
Desde entonces, varias carreras se han disputado en la zona donde Andrés y Óscar compiten, y en todos los casos el escenario ha sido parecido: Las dos Rebel Master Viper delante. Ver a Óscar y a Andrés como ganadores de sus respectivas categorías ya es lo normal.
Ninguna moto nos ha dado tantas alegrías como esta en tan poco tiempo desde que existe Rebel Master.
Ahora mismo estamos encantados con poder disfrutar de trabajar con un modelo como la Víper 190, un modelo que además de ser efectivo, es cómodo de pilotar, no es muy pequeño, como parecía que tenían que ser todas las pitbikes realmente efectivas para asfalto, y no necesita de modificacioones en estriberas y escapes, sino que funciona a la perfección tal y como sale de la fábrica.
El primer modelo de cross Rebel Master se llamó Tornado. Por eso la RM190 lleva el apellido Tornado. Junto a la Tornado llegó el modelo de asfalto, que se llamaba Víper.
En este caso la moto se llama Viper 190, no como apellido, sino como nombre propio, y te podemos asegurar que funciona a las mil maravillas: Si tú puedes, ella puede. No todos pueden decir lo mismo.